Nancy Roman, la Madre del Hubble

Nancy Roman
Nancy Roman, la Madre del Hubble.

Nancy Roman fue la primera mujer en ocupar un puesto ejecutivo en la NASA. 

Es especialmente conocida por su trabajo en la planificación del telescopio Hubble, lo que le valió el apodo de “Madre del Hubble”. 

Asimismo, fue una gran defensora de la mujeres en la ciencia, convirtiéndose en un ejemplo de superación 
para el mundo entero.

Nancy Roman con un modelo del Observatorio solar en órbita©NASA

Nancy Roman nació en 1925 en Nashville, Tennessee, hija de una profesora de música y del geofísico Irwin Roman. 

A la edad de once años, Nancy comenzó a mostrar interés por el espacio, organizando reuniones semanales sobre astronomía con sus compañeros de colegio, en las que se juntaban para estudiar las constelaciones. 

Fue entonces cuando advirtió que quería dedicar el resto de su vida a esta ciencia.

En 1946 asistió al Swarthmore College, donde obtuvo la licenciatura en astronomíamientras trabajaba en el Observatorio Sproul. Más adelante se doctoró en la Universidad de Chicago y pasó a trabajar durante seis años en el Observatorio Yerkes, y, ocasionalmente, en el Observatorio McDonald en Texas donde realizaba tareas de investigación. No obstante, Nancy decidió dejar su empleo en la universidad debido al difícil acceso que tenían entonces las mujeres para obtener un puesto de investigación.

En 1959, durante una conferencia del Premio Nobel de Química Harold Urey, Nancy fue invitada a presentarse a un puesto para crear un programa de astronomía espacial en la NASA. Finalmente fue ella la persona en obtener el trabajo, convirtiéndose en la primera jefa de Astronomía en la Oficina de Ciencia Espacial de la NASA. 

De esta forma, pasó a ser la primera mujer en ocupar un puesto ejecutivo en la agencia, y a diseñar el programa espacial de la misma.

Parte de su trabajo consistió en viajar por Estados Unidos conociendo a los responsables del resto de departamentos de astronomía del país y explicándoles el programa que se estaba llevando a cabo en la NASA. En este periodo, Nancy también lideró otra serie de proyectos como el lanzamiento de tres observatorios solares y tres satélites.

Sin embargo, el programa por el que obtuvo más prestigio en el mundo científico fue el de la creación del Telescopio Hubble. Roman participó asiduamente en la planificación y el diseño de la estructura del programa, lo que valió el apodo de la “Madre del Hubble”.

Un símbolo del feminismo científico

A lo largo de su excepcional trayectoria, Roman se enfrentó al machismo del mundo científico. En un primer lugar, sus allegados le desaconsejaron que se dedicara a la astronomía por las dificultades que encontraría por el camino. 

No obstante, gracias a su perseverancia y determinación, Nancy terminó convirtiéndose en un ejemplo para el mundo entero. 

A día de hoy, tiene 92 años y está considerada una de las mujeres científicas más importantes de la historia.

vcn506.com Creative Commons