Delicias de los banquetes romanos

Delicias de los banquetes romanos
¡Al rico banquete romano!

¿A quién no le gusta comer? Por eso mismo, hemos hechos diferentes artículos sobre comidas, desde las más curiosas hasta las que comieron poco antes de su muerte algunos personajes famosos. 

En esta ocasión queremos contarte un montón de cosas en torno a los excesivos banquetes que organizaban los romanos.

Los banquetes romanos.

En los banquetes romanos había auténticas delicias… avestruz guisado, flamenco asado… pero lo cierto es que esto era comida para ricos. 

La realidad era bien distinta; según los restos que han encontrado los arqueólogos en los vertederos, las alcantarillas y los pozos, las comidas del día a día eran muy distintas, más o menos lo que comen hoy los italianos.

Los banquetes se celebraban en público o en privado en festividades o en dedicatorias a altos dignatarios y se amenizaban con danzas y música y/o equilibristas.

El lecho era imprescindible para estar cómodo; siempre se tumbaban con el codo izquierdo apoyado sobre el cojín. Un esclavo era el encargado de nombrar a los invitados e indicarles cual era su sitio, ya que la posición dentro del banquete era muy importante.

Los grandes banquetes se componían de 7 platos. Se empezaba con los entremeses(gustatio) y a continuación 3 entradas y 2 asados. Si el banquete había sido excesivo, uno se podía retirar con plumas de pavo real que se introducían en la boca para vomitar y así poder seguir con los postres. Éstos, llamados secundae mensae, se servían en otra zona con vino.

En cuanto a las buenas maneras aunque había cubiertos se podía comer con las manosy el eructo era toda una cortesía, según los filósofos. Además, si se quería se podían llevar las sobras a casa.

Tras la cena, tenía lugar la commissattio: una borrachera que era todo un protocolo; una persona indicaba cómo había que beber.

¿Qué delicias había en los banquetes romanos?

Toma nota, porque no tienen desperdicio:
  • Faisán estofado
  • Tetillas de cerda
  • Vulvas de cochinilla
  • Jabatos empanados
  • Sesada de faisán
  • Lenguas flamenco
  • Hígados de caballa
  • Testículos de cabrito
  • Leche de murena
  • Las comidas de los romanos
En la ciudad de Herculano se ha hallado una alcantarilla que estuvo funcionando hasta el año 79 d.C; en ella han hallado hasta 114 alimentos diferentes: cerdo, cordero, pollo, 45 variedades distintas de pescados, cereales, frutas, frutos secos y finas hierbas.

Según Michael MacKinnon de la Universidad de Winnipeg y estudioso de las ruinas de Pompeya, el plato favorito de los romanos, según los restos encontrados, era el cerdo; tanto para los ricos como para los pobres. Según Mackinnon «Todos se llevaban una chuleta de cerdo a la boca, sólo que el rico seguramente la aderezaba con especias más caras».

 vcn506.com Creative Commons