Hormigas bulldog

Hormigas bulldog
¡Cuidado! ¡Hormigas bulldog!

Responsables de al menos media docena de muertes en los últimos diez años, las hormigas bulldog, también conocidas como hormigas gigantes de Australia o, como se les dice en los círculos científicos, Myrmecia sp, ostentan varios récords en su haber: el de ser las hormigas más grandes del planeta, el de pertenecer a uno de los linajes más antiguos de esta familia y el de poseer una de las picadas más dolorosas infligidas por un insecto. 

Porque, y aquí comienzan las diferencias de estas hormigas con sus congéneres del resto del planeta, las bulldog tienen un aguijón como el de las avispas.

¡Impresionantes hormigas bulldog!

Este subgrupo de la familia de las hormigas, uno de los insectos más abundantes del planeta, habita casi exclusivamente en Australia y en las islas de Nueva Caledonia y por mucho durante mucho tiempo fue considerado como el más antiguo de todos. 

Hoy se sabe que no es así, que existe desde hace unos 100 millones de años y que, aunque no se trate de la más primitiva, es probable que comparta varias características con las primeras hormigas.

Hormigas bulldog

Vive en colonias relativamente pequeñas, formadas por un centenar de individuos, busca el alimento en solitario y no usa receptores químicos, como la mayoría de las hormigas modernas, sino que se orienta con un excelente sentido de la vista.

Recolectan hojas y semillas, y cazan abejas y otras especies de hormigas, que usan para alimentar las larvas que a su vez producen su verdadera comida.
Una vida color de hormiga

En el hormiguero, donde también hacen menos contacto entre ellas que otras hormigas, están divididas en cuatro castas: las cazadoras, que son más grandes que las otras y conformadas por hormigas de ambos sexos; las obreras (que construyen y mantienen el hormiguero); las soldados, que lo defienden de enemigos; la reina y un macho, una especie de príncipe consorte, responsable de fertilizar a la reina.


Ancestros y venenos comunes

Las hormigas y avispas evolucionaron a partir de un ancestro común hace 150 millones de años, asociadas con el surgimiento y la expansión explosiva de las plantas con flores. Según algunos especialistas, aunque la bulldog apareció 50 millones de años después, comparte muchas características con las primeras hormigas, como la de poseer aguijón.

Las hormigas bulldog pueden detectar a una presa o un enemigo a 2 metros de distancia e iniciar un ataque, y al picar con su aguijón inocular una gran cantidad de ácido fórmico, que puede matar a sus presas en menos de veinte minutos, y proporcionar en los humanos un intenso dolor por al menos dos días.

A pesar de su veneno y agresividad, sólo es peligrosa para los humanos si éstos son alérgicos a las picadas de insectos. 

Sin embargo, si pasas por Australia y ves una, mantente a más de dos metros de distancia.

vcn506.com Creative Commons