Levitación ¿Realidad o ilusión?

Levitación
¿Es posible levitar?

La misteriosa levitación… ¿truco, magia, capacidades sobrenaturales? 

¿Puede un ser humano levitar? 

De un santo que no podía mantener los pies sobre la tierra

Nuestra historia comienza en la Italia del siglo XVII, en la que nace y flota un hombre que ha pasado a la historia como San José de Cupertino (1603-1663). 

Este muchacho creció en una familia humilde donde no destacó por ser precisamente inteligente, aunque sí por su devoción religiosa.

Tuvo una vida difícil debido a su permanente distracción y a su aparente incapacidad para aprender, pero finalmente fue aceptado por los franciscanos, y poco después su vida cambió, porque a José –que tal vez era Giuseppe– comenzó a sufrir algo que él llamaba modestamente sus “mareos”.

¿En qué consistían dichos “mareos”? Cada vez que José entraba en éxtasis debido a algún momento de emoción religiosa, se elevaba por los aires, sin importar si llevaba un cordero al hombro o una cruz de madera. 

Levitaba tan a menudo que gente de todas las regiones acudía a verlo, e incluso fue llevado ante el Papa Urbano VIII, y frente a éste y otros espectadores flotó por los aires, logrando en este vuelo la conversión al catolicismo del protestante duque de Hannover, que se encontraba visitando al sumo pontífice.

Historias parecidas, de seres humanos que consiguen levitar, pueden encontrarse desde el antiguo Egipto hasta nuestros días, testimonios de personas que han logrado violar la que podría ser la ley física más implacable y consecuente: la ley de la gravedad.

¿Realidad o ilusión?

La definición de levitación no puede ser más precisa: es la capacidad de un cuerpo para flotar en el espacio sin el apoyo de otro cuerpo u objeto y bajo condiciones normales de la gravedad terrestre. Esto excluye la acción de flotar en el espacio, que en realidad es una caída lenta hacia la tierra.

La levitación suele ser uno de los actos más espectaculares de un mago o ilusionista y es inevitable, cuando escuchamos hablar de este acto, pensar en los yogui de la India, flotando en posición de loto.

Hay un caso famoso, el del yogui Subbayah Pullavar, que en 1936 fue fotografiado en la India mientras realizaba un acto de levitación que duró unos nueve minutos, entre ascenso y descenso. Espectadores europeos aseguraron que no hubo ninguna clase de truco. Éste y otros eventos parecidos, sobre todo en la India, han reforzado el papel de la espiritualidad en esta alteración del mundo material.

Y he aquí una constante en este tema: flotar en el aire se asocia con la magia o ilusión, o con el pensamiento religioso, cuando es intenso o está asociado a disciplinas como la meditación o la devoción extrema (el éxtasis). 

De esta manera se afirma que la energía espiritual es superior y puede trastocar las leyes de la física.

Los incrédulos o escépticos, en cambio, afirman que no se pueden violar los principios de la gravitación universal, y que los eventos de levitación o bien son trucos o ilusiones producidas a través de la hipnosis colectiva.

Ciertamente, hasta ahora no hay pruebas objetivas de que levitar sea posible, aunque también hay casos que no han tenido explicaciones satisfactorias.

¿Qué opinas? ¿Crees que es posible levitar?

vcn506.com Creative Commons