Millvina Dean, última superviviente del Titanic

Millvina Dean última superviviente del Titanic
Millvina Dean (derecha) y su hermano (izquierda) 1912
La última superviviente del Titanic.

¿A quién no le interesa el Titanic? Es uno de los temas que más pasiones despierta. 

De hecho, le hemos dedicado algunos artículos como “Los secretos del Titanic”. Ahora queremos presentaros la historia de la última superviviente del Titanic y algunas curiosidades más.

Millvina Dean y el Titanic

Millvina Dean la última de los 706 supervivientes del Titanic murió en 2009 a los 97 años. Tan sólo era un bebé de 9 semanas cuando embarcó en el buque de los sueños. Viajaba en tercera clase con sus padres y su hermano. 

Sus padres embarcaron con el sueño de abrir una tienda de tabacos en Kansas. Por desgracia, su padre murió en la tragedia. 

No obstante, fue de los primeros en percatarse de que el barco había colisionado con algo. 

Al enterarse de lo sucedido, corrió a su camarote y pidió a su mujer que la familia se pusiese ropa de calle, para salir a cubierta en busca de una oportunidad de sobrevivir. Consiguió que su familia se salvase, pero él pereció en las frías aguas, como tantos aquel fatídico 15 de abril de 1912.

Milvina incluso apareció en los diarios como el bebé superviviente del Titanic, dejando estupefacto al mundo ante la suerte de la pequeña. Como su madre no se vio capaz de seguir con su viaje a Kansas para cumplir el sueño de su marido, sola con dos retoños, se volvió a su original Reino Unido. En el RMS Adriatic de vuelta a su hogar, Milvina Dean despertó la ternura de los pasajeros, tal y como se contó en Mayo de 1912 en el Daily Mirror de la época:

“ELLA (MILVINA DEAN) FUE EL CENTRO DE ATENCIÓN DEL CRUCERO DURANTE EL VIAJE, ERA TAN TIERNA QUE LA RIVALIDAD ENTRE LAS MUJERES QUE PELEABAN POR CUIDAR A ESTE PEDACITO DE HUMANIDAD HIZO QUE UNO DE LOS OFICIALES DECRETARA QUE LOS PASAJEROS DE PRIMERA Y SEGUNDA CLASE PODRÍAN SOSTENERLA POR TURNOS, DURANTE NO MÁS DE DIEZ MINUTOS”.

En la década de los 80 empezaron a fallecer los supervivientes del Titanic, con lo que la prensa se centró en Milvina, que participó en numerosos eventos relacionados con el Titanic. Entre ellos la apertura de museos, exposiciones y convenciones de la Sociedad Histórica del Titanic.

En sus últimos años de vida Milvina tuvo problemas para pagar la residencia de ancianos y tuvo que vender algunos de sus recuerdos del Titanic, como un bolso de tela subastado por 1500 libras (1700 euros).

“ME GUSTA CONTARLO, PORQUE TODO EL MUNDO SE ALBOROTA EN TORNO A MÍ. Y HE PODIDO VIAJAR A MUCHOS SITIOS GRACIAS A ELLO Y CONOCER A MUCHA GENTE. NO ME PODRÍA CANSAR, NO SOY DE ESE TIPO DE GENTE”. (…) SI NO FUERA POR QUE EL BARCO SE HUNDIÓ, AHORA SERÍA UNA ESTADOUNIDENSE”.

Reconoció en varias entrevistas que no vio la película de Cameron ni otros reportajes porque los consideraba morbosos.

Curiosidades sobre el Titanic

1. Los Reyes de España Don Alfonso XIII y Doña Victoria Eugenia de Battenberg le enviaron al presidente de los EE.UU. un telegrama con sus condolencias.

2. Titanic, The exhibition. Esta exposición itinerante es la más visitada del mundo. Y es que la exhibición no deja a nadie indiferente. Más de 100 objetos reales del Titanic, las recreaciones exactas de las estancias, documentos e imágenes reales… y todo con un equipo profesional guiado por el historiador del Titanic, C.G. Wetterholm.

3. Benjamin Guggenheim viajaba a bordo del Titanic. La noche del hundimiento no quiso que su mayordomo lo despertara y prefirió morir dentro del transatlántico.

4. El primer libro sobre el Titanic se escribió 14 años antes de su tragedia. Increíble, ¿no? Fue la novela “futilidad” de Morgan Robertson en 1898; en ella se narraba como un barco con el nombre de Titán se hundía.

5. El artista Frank Miller escribió una carta a su amigo Alfred Parsons que decía “Este barco tiene de todo, menos taxis y teatros”.

6. El escritor Joseph Conrad escribió 10 días después del hundimiento del Titanic un interesante artículo en “The English Review” titulado “Algunas reflexiones sobre la pérdida del Titanic” en el que hablaba sobre la arrogancia del progreso. Más tarde en julio de 1912 volvería a escribir otro artículo similar.

7. Las Naciones Unidas decidieron ocuparse de la conservación del Titanic tras haber pasado 100 años y por encontrarse en aguas internacionales. De este modo, el Titanic se encuentra desde el 2012 más protegido que nunca de robos, exploraciones de carácter dudoso etc.

vcn506.com Creative Commons