¿Pueden los ojos cambiar de color?

Pueden los ojos cambiar de color
¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. 

Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. 

Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. 

Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. 

Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. 

Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

La ciclitis, uveítis o iridociclítis heterocrómica de Fuchs es una inflamación unilateral de la úvea, la capa intermedia de la esclerótica, la "parte blanca" del ojo, y la retina, el tejido que tapiza el ojo y donde se sitúan las células que permiten la visión. 

El síndrome de Claude-Bernard-Horner es una lesión de un nervio simpático que provoca la caída del párpado (ptosis), pupilas contraídas (miosis), sequedad facial (Anhidrosis) y, en algunos casos, el cambio del color del iris (heterocromia). 

Pueden los ojos cambiar de color

Y por último, el glaucoma pigmentario es un daño progresivo del nervio óptico de tipo secundario en el que el pigmento del iris se desplaza a la malla trabecular, obstruyendo los canales de salida del humor acuoso y aumentando la presión intraocular.

Por suerte, lo más normal es que el color del iris cambie con la edad. En la población caucásica normal le sucede al 10-15% de las personas. Aunque en algunos casos se vuelven más oscuros, lo típico es que pase lo contrario. Lo habitual en estos casos es que los ojos oscuros se aclaren y los claros se oscurezcan.

El color de nuestros ojos se debe al pigmento presente en el estroma del iris, es decir, en el tejido de sostén. 

Si los gránulos de pigmento disminuyen o producen un pigmento más claro, el iris se volverá menos oscuro. En el iris, a diferencia del pelo o la piel, no se produce pigmento continuamente, sino que una vez los produce, los retiene.

Los estudios en gemelos indican que los genes juegan un papel fundamental, por lo que si conoces a alguien cuyos ojos han cambiado de color es posible que no sea el único en su familia, aunque el ritmo y la edad en la que comenzaron no sea la misma.

vcn506.com Creative Commons