¿Orinar en una picadura de medusa?

Orinar picadura de medusa
Orinar en una picadura de medusa. ¿Funciona?

La temperatura ideal, una playa de película, el mar azul ante ti y, ¡oh, no!, decenas de medusas en la orilla. 

No todo iba a ser idílico en el verano y si eres de los que disfrutan de la costa durante esta época, es posible que sufras alguna picadura de este animal marino.

¿Cómo aliviar la hinchazón y el dolor? Habrás escuchado que el mejor remedio es orinar encima de la zona afectada de forma inmediata. ¿Realidad o ficción?

Te contamos qué dice la ciencia sobre este escatológico tratamiento.

Esas impresionantes criaturas

Con su movimiento elegante que induce a la calma, no se les puede negar a estos seres vivos que son muy atractivos, casi hipnóticos, como sabrán aquellos privilegiados que se han sumergido en el fascinante lago de las medusas…

¡Hasta que te pica alguna de las más de 2.000 especies que existen!

Bueno, realmente ni siquiera pican, ni muerden. Este tipo de organismo está compuesto en parte por células urticantes que contienen nematocistos o, para que nos entendamos, veneno. 

De este modo, el simple roce de los tentáculos con algún objeto provoca la segregación de toxinas y, con la piel humana, conlleva la erupción y dolor inmediatos.

Orinar picadura de medusa

¿La orina sirve como tratamiento?

Este supuesto sistema para aliviar la picadura de medusa se hizo popular a raíz de un episodio de la mítica serie de televisión Friends.

En uno de los capítulos, el grupo de amigos visita una playa y Mónica es víctima del “ataque” del invertebrado. Joey asegura que vio en un documental donde se decía que la orina es un remedio eficaz para disminuir los efectos secundarios de la picadura. Mónica, desesperada, decide probar, como confiesa en el siguiente episodio.

Pero, ¿qué dice la ciencia? Pues que si Mónica hubiera orinado en la picadura en la vida real sus alaridos hubieran sido mayores.

Expertos en la materia, como Christopher Holstege -toxicólogo y profesor de medicina de emergencia en la Universidad de Virginia- o Joseph Burnett -dermatólogo de la Universidad de Maryland y miembro del Consorcio de Picaduras de Medusa-, advierten de que la orina puede potenciar el veneno de la zona afectada, aumentando la hinchazón y la quemazón.

La orina contiene sales y electrolitos que varían continuamente y, si está demasiado diluida causará una activación de las toxinas, provocando el efecto contrario al que pretendes.

¿Qué puedes hacer?

Rascarse, obviamente, tampoco es una buena decisión, ya que provocaremos la misma reacción, disparando la actividad de los nematocistos. Y cuando decimos rascar también nos referimos a frotar con arena la zona, otra de las leyendas urbanas sobre las picaduras de los gelatinosos seres.

La mejor opción en el caso de que te pique una medusa es eliminar cualquier resto de tentáculo que pueda estar adherido a la piel y lavar la zona con suero, vinagre o, como no todo el mundo va tan equipado a la playa, con agua salada.

Sí, salada. No te confundas, porque si te enjuagas con agua dulce lo único que conseguirás es activar las toxinas y padecer más dolor.

Para ayudarte a desactivar los nematocistos de tu piel, puedes rasurar la zona con una cuchilla de afeitar o pasar sencillamente una tarjeta de crédito, sin caer en la tentación de rascar. De esto modo, evitarás que las toxinas se extiendan por tus manos.

Si sigues estos consejos, lo más seguro es que en unas 24 horas hayas conseguido ganarle la batalla a las medusas y la erupción disminuirá notablemente.

Ahora bien, la reacción dependerá de la sensibilidad de la persona y del tipo de medusa que te haya picado, ya que existen especies muy peligrosas, como la medusa cabeza de león, así que si ves que la zona se inflama de forma preocupante, acude a un centro médico.

Todo esto, si eres “novato” en estas lides. Si ya has sufrido alguna picadura, cuéntanos cómo fue tu experiencia. ¿Usaste algún falso remedio? ¿Seguiste las recomendaciones anteriores?

vcn506.com Creative Commons