Tampones,síndrome de shock tóxico

Tampones,síndrome de shock tóxico
Tampones: el síndrome de shock tóxico.

¿Se puede perder una pierna por el uso de un tampón? 

La increíble respuesta que sí se puede, este es el caso de la modelo de Vogue, Lauren Wasser, quien sufrió del síndrome de shock tóxico como consecuencia del uso regular de tampones.


¿Qué es el síndrome de shock tóxico?

El síndrome de shock tóxico ocurre cuando se produce una toxina producida por unos tipos de bacteria conocidas como estafilococos. 

También existe el síndrome tóxico similar al shock, pero en este caso la toxina es causada por estreptococos, aunque es importante destacar que no todas las infecciones causadas por estos dos tipos de bacterias van a generar un shock tóxico; sin embargo, es importante que conozcas los factores de riesgo y los síntomas.




¿Cuáles son los factores de riesgo?

Son varios los factores de riesgo; sin embargo, uno de los más conocidos e impactantes es el uso de tampones durante el período menstrual, también entra en esta categoría todo cuerpo “extraño” que se utilice para detener una hemorragia, como por ejemplo los tapones nasales.

Otros factores de riesgo son las infecciones cutáneas, cirugías recientes, quemaduras, haber dado a luz recientemente.

En el caso de los tampones, esta infección es más propensa a ocurrir si se utiliza un solo tampón por un período largo de tiempo. 

Aunque no se sabe con certeza el por qué el uso de un producto tan popular como los tampones pueden desencadenar esta infección, se cree que la gran capacidad de absorción, aunado al hecho de que es colocado en el interior de la vagina favorece la proliferación de las bacterias que desencadenan la producción de esta toxina.


¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas del síndrome de shock tóxico son: malestar general, fiebre, diarrea, dolores musculares, enrojecimiento de ojos, boca y garganta, convulsiones o crisis epilépticas, erupción roja por todo el cuerpo (parecida a una quemadura solar). 

Si el trastorno no es atendido a tiempo puede generar otras complicaciones como insuficiencia renal, hepática o cardíaca e inclusive puede causar la muerte.


El caso de Lauren Wasser

El caso de la modelo de Vogue, Lauren Wasser, es uno de los más emblemáticos, ya que la joven ha emprendido una batalla legal en contra de la marca de tampones Kotex Natural Balance, después de que perdiera una de sus piernas a consecuencia del síndrome de shock tóxico que le generó el uso del producto elaborado por dicha compañía.

Por otra parte, Kotex asegura que en el libro de instrucciones del producto se advierte sobre la posibilidad de sufrir este síndrome, por lo cual, queda por parte de cada usuaria ser responsable con su propia salud y leerlo antes de comenzar a utilizar el producto.

Lo cierto es que los especialistas dan las siguientes recomendaciones para evitar que el uso de tampones pueda desencadenar el síndrome de shock tóxico.

– Evitar usar tampones altamente absorbentes.

– Cambiar los tampones con frecuencia, cada 4 u 8 horas.

– Bajo ningún concepto utilizar un tampón por más de 8 horas.

– Al menos una vez al día recurrir a otras opciones de absorción durante el período menstrual, se recomienda que durante la noche se utilice una toalla sanitaria en vez de un tampón.

¿Habías oído hablar sobre el síndrome de shock tóxico? 

vcn506.com Creative Commons