Té oolong ¿color azul?

¿Té color azul?
¿Has probado ya el té azul? 

Su sabor es ligeramente amargo, deja una cadencia a flores que estalla delicadamente en nuestros sentidos, y que además, sienta muy bien a nuestro organismo.

El té azul es en realidad té oolong (té de dragón negro), y se le llama azul porque sus hojas adquieren un nivel de oxidación muy cercano al azul oscuro, casi cobalto. 

Como ya sabes en materia de tés contamos ya con prácticamente todos los colores, tenemos té blanco, té verde, té rojo, té negro. ¡Y también azul!

Acompáñanos hoy para conocer más datos de esta bebida milenaria que sabe a tierra húmeda, a sueños, a cielo después de una tormenta y a esas flores curativas que según la tradición oriental, son la solución para todos los males.

Té azul, medicinal y cautivador

Empezaremos aclarando algo importante. A la hora de vendernos té azul o té oolong verás imágenes con una infusión intensamente azul.

No es cierto. Al igual que el té verde nunca adquiere una tonalidad tan sumamente intensa. Todo dependerá de la cantidad de hojas que incluyamos en la decocción de la bebida.

No obstante, si miras sus hojas verás ese tono azul oscuro tan llamativo. 

Los expertos en estas bebidas nos dicen que está a medio camino entre el té verde y el té negro, y que el té más delicioso que podemos probar dentro de esta variedad Oolong, es el que proviene directamente de las montañas más altas de Taiwan. 

Se cuenta también que antes del tueste de sus hojas, los cultivadores las enrollan y las golpean suavemente para así, estimular su acción enzimática. 

Misterios de la medicina china que tanto nos cautivan en occidente, y de ahí su precio. 

¿Té color azul?

Porque si en alguna ocasión has comprado té azul, te habrás dado cuenta sin duda que no es precisamente económico.

La razón de ello es que en los últimos años se está promocionando el té azul como bebida adelgazante.

Ya sabes que todos estos tés de origen oriental, van envueltos siempre con esas llamativas frases de “bebida mágica”, “el té milenario que consumían las antiguas dinastías de China…” etc.

Sea como sea, podemos decir que el té azul o Oolong sienta muy bien, tiene encanto y nos da mucho juego a la hora de servirlo en una bonita taza. Si eres una amante de este tipo de infusiones para la media tarde no dudes en probarlo.

Ahora bien ¿té gustaría saber qué tipo de beneficios están asociados a esta bebida?

Es muy rico en taninos, es astringente y antiinflamatorio.
Contiene un gran número de antioxidantes que nos protegen frente al ataque de los radicales libres.

No obstante y como curiosidad, te diremos que el té más rico en antioxidantes que disponemos a día de hoy es el té blanco. ¡Mucho más que el té verde!

Refuerza nuestro sistema inmunológico.

Ayuda a aumentar las defensas de nuestro organismo.

El té azul es depurativo. Evita la retención de líquidos, de ahí que esté adquiriendo cierta notoriedad dentro de esos tratamientos naturales para ayudar a perder kilos de más.

Si te ha cautivado por completo esta curiosa bebida, no dudes en probarla. Basta con hacerte una infusión con unos 3 gramos de la planta junto con un vaso de agua (200 ml).

Pero eso sí, para disfrutar de todos sus componentes esenciales la cocción debe hacerse en una tetera de barro. ¡Misterios de la cultura oriental!

Y ahora dinos ¿has probado ya el té azul o té Oolong?

Fuente: vcn506.com Creative Commons