Víbora cola de araña

Víbora cola de araña
La serpiente que imita a las arañas para atraer a sus presas.

Una extraña especie de víbora conocida como la víbora cola de araña, o Pseudocerastes urarachnoides, tiene la particularidad de que el extremo de su cola imita la forma de ¡una araña! ¿Tiene alguna función? ¿Por qué una araña?

La víbora cola de araña

Esta exótica especie es muy venenosa. Reside, principalmente, en las montañas Zagros, al oeste de Irán. Esta especie suele encontrarse cerca de grietas y rocas, donde se oculta.

Su descubrimiento fue tardío, pues se pensaba que su cola presentaba un tumor o malformación.

Nada llevaría a pensar que reproducía a una araña ¡hasta que los científicos se fijaron!

Bostanchi fue el primero que describió a esta especie en el año 2006. Gracias a él, se reconoció su existencia y fue declarada como nueva especie.

¿Por qué una cola con forma de araña?

Lo primero que nos llama la atención de esta especie es el que el extremo de su cola ¡podría pasar por una araña de verdad! 

Víbora cola de araña

El parecido es increíble, pero ¿cuál es su objetivo?

Gracias a su extraña cola, la víbora atrae así a sus presas que son principalmente aves.

Estas atraídas por lo que creen es un arácnido caerán en la trampa. También, suele acercar este señuelo a la presa que desea atrapar (si es el caso).

La víbora capta la atención de sus presas agitando su cola, pero muy ligeramente, sin estarse quieta.

Así parece que la araña está en movimiento. La víbora imita casi el movimiento exacto del arácnido ¡es increíble!

Camuflada entre las rocas utiliza su cola para imitar a una araña que tranquilamente se mueve sobre ellas.

Los pájaros ¡caen en la trampa! La técnica es increíble. Incluso a nosotros mismos nos cuesta diferenciar que es la cola de la víbora lo que se mueve y no ¡una araña real!

¿Qué te ha parecido esta curiosa especie y su técnica? No podemos negar que es muy efectiva. ¿Conoces alguna especie con alguna técnica curiosa? ¡Compártelo con nosotros!

 vcn506.com Creative Commons