Golosinas ,su lado oscuro

E
Golosinas ,su lado oscuro
Tu enemigo más divertido.

Tienen un aspecto muy apetecible, las hay de muchos colores, de muchos sabores y son muy ricas pero no es oro todo lo que reluce. 

Hasta las chucherías, dulces o gominolas tienen un lado oscuro que deberías conocer y puede que, después de hacerlo, ya no te resulten tan atractivas.

El ingredientes secreto…

Algunas chucherías se realizan usando cartílagos y pieles de animales,previamente hervidos, para poder dar el aspecto gelatinoso que tienen. 

Algunos de los animales que contribuyen a la fabricación de las golosinas son: vacas, cerdos o pescado.

Uno de los peores enemigos de tu salud.

Golosinas ,su lado oscuro

Aquellas golosinas que suelen tener un aspecto más reluciente se lo deben a la cera de abeja que usan en su fabricación, aunque no sólo se usa para producir golosinas, este componente también se encuentra en el procesado de otros alimentos.

La mayoría de los snacks y de las golosinas que tienen colores muy intensos usan la tartracina que es un colorante derivado del alquitrán. Este componente, lejos de ser inocuo, puede causar hiperactividad en niños.

El almidón es un hidrato de carbono que representa la principal reserva energética de la mayoría de vegetales. 

Las golosinas lo contienen y si bien cuando lo consumimos en productos naturales no tiene mayores repercusiones, si lo comemos en forma de golosinas, en cantidades muy elevadas, a largo plazo puede ser muy perjudicial.

¡No por llevar otros edulcorantes que no son azúcar refinado son sanas!

Las golosinas contienen una gran cantidad de azúcar refinado que es una de las principales alarmas nutricionales, pues provoca obesidad, caries y, al final, ofrecen sólo calorías vacías que no tienen ningún valor nutricional.

Una de las cosas más perjudiciales de las golosinas son sus potenciadores de sabor que no tienen ningún tipo de valor nutricional, ocurriendo con ellas algo similar a lo que ocurre con los azúcares refinados. 

Para su elaboración también se usan una gran cantidad de conservantes y colorantes que pueden dar lugar a largo plazo a patologías de diverso tipo como cardiacas o respiratorias.

Por último, algunas chuches tienen grandes concentraciones de edulcorantes para evitar el uso de tanta cantidad de azúcar. 

Es importante destacar que, aunque pueda sonar bien, la realidad es que a largo plazo también pueden provocar efectos poco deseables como intolerancia a la glucosa.

Como has visto, las golosinas no son un alimento que tomar a la ligera. Como todo, en exceso puede resultar dañino. ¿Te han sorprendido los datos alrededor de este delicioso y colorido alimento?

https://www.vcn506.com Creative Commons