Cerebros más fuertes

Cerebros más fuertes
¿Un cerebro más fuerte?

No nos coge de lleno. Todos y cada uno de nosotros sabemos perfectamente que es mejor para nuestra salud comer de manera sana, que seguir las normas de la actual industria alimentaria que parece querer atiborrarnos con alimentos procesados, llenos de calorías vacías y muy poco saludables. 

Sin embargo, a veces no tenemos muy claro qué repercusiones exactamente puede tener para nuestra salud comer de manera sana.

Múltiples beneficios

¿Comer sano sirve sólo para bajar de peso y mantenerlo? No, ni mucho menos. Comer saludablemente sirve también para prevenir numerosas enfermedades como la diabetes, las enfermedades coronarias, etcétera. 

Pero aún hay más. Recientes estudios, que han sido llevados a cabo por la Universidad McMaster en Canadá y por la Universidad Nacional de Irlanda, han demostrado que aquellas personas que comen de manera saludable cuentan con una salud cognitiva mucho más fuerte.

En el estudio participaron nada más y nada menos que 27.680 participantes mayores de 55 años con un alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, y a estos mismos se les realizó un seguimiento durante 5 años, tanto de su dieta, como de su rendimiento cognitivo. 

El descubrimiento después de estos años de investigación fue bastante determinante.

Más calidad, más salud, más ventajas

Aquellas personas que habían basado su dieta en la ingesta de muchas frutas y verduras, pescado, frutos secos, niveles moderados de alcohol y poca cantidad de carne roja tenían un mejor rendimiento cognitivo después de realizárseles las pruebas de habilidad de pensamiento y memoria que se les habían hecho al comienzo, a la mitad y al final del estudio, tras los 5 años.

Esto determinaba claramente que las personas que comían de manera saludable tenían un menor deterioro cognitivo con el paso del tiempo. 

En total la diferencia entre unos participantes y otros estaba en un 24%, es decir, las personas que comían de manera saludable tenían un 24% menos de riesgo de perder la memoria y las funciones cognitivas en general, aun contando con factores como el nivel de actividad física o la presión arterial alta.

Con estos estudios ya tenemos una razón más para agarrarnos a la dieta saludable. 

No sólo bajaremos poco a poco el peso que nos sobra (si lo tenemos) sin riesgos, sino que, además de no volver a recuperarlo, podremos evitar padecer una larga lista de enfermedades indeseables con el paso del tiempo. Merece la pena.

https://www.vcn506.com Creative Commons