¿Comerías carne cultivada en laboratorio?

¿Comerías carne cultivada en laboratorio?
Carne cultivada en laboratorio: ¿Te la comerías?

Uno de los retos más complicados con los que se va a enfrentar la civilización humana es con la necesidad de producir alimentos suficientes para todo el mundo. 

Cada año la población mundial aumenta pero los recursos naturales siguen siendo los mismos y esto es un grave problema.

Para solucionar este problema ya existen miles de científicos trabajando en fórmulas que puedan conseguir superar este problema y básicamente se han dado cuenta de que hay 3 formas de conseguirlo, todas ellas complementarias:

Encontrar nuevos alimentos, es decir, recursos que todavía no se utilizaran en todo el mundo para su consumo alimenticio. Por ejemplo insectos, algas y otros seres marinos.

Alimentarnos más racionalmente, esto significa comer únicamente los nutrientes que necesitamos. Ya se sabe que occidente la ingesta calórica diaria supera en la mayoría de ocasiones a lo que un cuerpo humano necesita.

Crear alimentos convencionales con técnicas que optimicen los recursos naturales: Animales y plantas modificadas genéticamente, técnicas de agricultura que requieran menos desperdicios, etc.

En el artículo de hoy vamos a hablar de una nueva técnica que podríamos señalar como una idea del grupo 3: 

Crear carne artificialmente en un laboratorio.

Puede que la primera impresión no sea demasiado apetitosa, pero la carne cultivada en laboratorio puede ser una de las carnes más sanas, ecológicas y sabrosas que podamos llegar a probar en el futuro. ¿Quieres saber por qué?

Resumiendo mucho el proceso podríamos decir que esta carne se crea utilizando células madre de un animal ya que las células madre se multiplican rápidamente. 

¿Comerías carne cultivada en laboratorio?

Si queremos entonces preparar una hamburguesa de ternera necesitaremos unas cuantas células madre de vaca, pero no te preocupes, con las técnicas que existen hoy en día este es un proceso indoloro para el animal.

Una vez tengamos sus células madre, necesitaremos un medio (lugar donde se multiplicarán las células madre y del cual se alimentarán) y una matriz (una estructura sobre la que se formen las células madre para darle forma). Todo esto se meterá en un bioreactor, que es una máquina que controlará y potenciará el crecimiento de la carne y se esperará hasta que tengamos la carne suficiente como para hacer nuestra hamburguesa.

¿Fácil no? ¡Pues no, no lo es! A pesar de que científicos Holandeses ya consiguieron crear una hamburguesa en un laboratorio, fue un proceso laborioso y complicado que costó más de 240.000 €. 

De todos modos debemos pensar que se trata de una investigación embrionaria pero que si sigue avanzando podría llegar a reducir el coste de fabricación hasta llegar al precio de una hamburguesa normal.

¿Cuáles serían las ventajas de la carne de laboratorio?

Aunque todavía estamos un poco lejos de llegar a producir carne en grandes cantidades, los expertos ya pueden ver todo su potencial y todas sus ventajas:
  • Se podría comer carne sin matar a un animal.
  • Extrayendo células madre evitaríamos que el animal tuviera que morir y que sufriera en el proceso.
  • Se podría conseguir el mejor sabor: La carne es materia y los científicos podrían analizar la mejor carne del mundo para conseguir una imitación casi a nivel celular de esa carne. De este modo podríamos conseguir el mismo sabor y a la vista sería imposible de distinguir de una pieza de carne real.
  • Sería más sana: Muchos animales son alimentados con productos químicos que luego pasan a nosotros cuando comemos su carne. Con carne de laboratorio se podría controlar las sustancias que se utilizan para que no dañen al ser humano.
  • Sería más ecológica: La ganadería intensiva (sobretodo de reses) en el mundo es uno de los principales factores de emisión de gases invernadero y además requiere una cantidad ingente de recursos naturales (alimentos, agua, energía…). Con la carne de laboratorio se podría llegar a conseguir evitar ese consumo de recursos mediante una optimización continua de los procesos de producción.
Todas estas ventajas aún están por desarrollar, pero está claro que es un campo de estudio al que le agrada un gran futuro por delante. Por supuesto habrá un debate moral, gente que esté a favor y gente que esté en contra, pero al final la razón humana nos hará tomar la decisión que más convenga a nuestro planeta.

Fuente: https://supercurioso.com
https://www.vcn506.com Creative Commons