La Ascalapha odorata

Ascalapha odorata
La mariposa del país de los muertos.

La Ascalapha odorata tiene algo especial. 

Su aire es algo lúgubre, sus colores, vistos de lejos, parecen tristes y apagados. 

Es grande, y sus ojos nos miran con el brillo singular de las criaturas que parecen contener una sabiduría extraña y ancestral.

Por su aire misterioso e inquietante sería digna de aparecer en cualquier poema de Edgar Allan Poe, es una criatura nocturna que casi nadie quiere ver pegada en su ventana ni aún menos revolotear en el interior de las casas.

La llaman también la mariposa del país de los muertos, es nativa del continente americano y, desde épocas antiguas, se la asocia a la mala suerte y por supuesto, al mundo del más allá.

Mi abuela decía que en sus alas podías ver manchas en forma de números, claro esos serían números de suerte.

La Ascalapha odorata, una criatura nocturna

En primer lugar hemos de empezar este artículo haciendo una clara defensa de esta mariposa. 

Se sabe que mucha gente opta por matarlas, por eliminar estas criaturas por el simple hecho de la oscura leyenda que ha construido a su alrededor la voz popular y más tradicional.

Se dice que si entra en nuestro hogar una Ascalapha odorata, algún miembro de la familia morirá pronto, o la mala suerte, nos atrapará de modo indefinido. 

Ascalapha odorata

En Inglaterra se la conoce como “The black witch”, y las leyendas mesoamericanas siguen hablando de ella como la mariposa del espanto, o la mariposa de la muerte. 

Y aún más, ahondando en las raíces de su propio nombre, Ascalapha odorata, averiguamos que dicho término tiene como referencia a a un demonio que habitaba en el Hades.

No deja de ser un simple animal, un lepidóptero con los mismos derechos que cualquier otro ser vivo a habitar nuestro mundo, lejos de las supersticiones humanas. 

De hecho, si amplias un poco las fotografías verás sus alas satinadas de múltiples colores que van desde el púrpura a un tono anaranjado. No es negra, sino que lucen una gama de marrones arteciopelados con franjas más oscuras y con dos dibujos similares a un 9 en cada extremo de sus alas.

No obstante, lo que más nos puede impactar es su tamaño. ¿Sabías que en el caso de los macho, puede alcanzar los 16 cm? 

Asombroso, no hay duda. Es entrañable saber también que les encantan los plátanos muy maduros, que les atrae mucho los focos de luz (como a las polillas) y en general, cualquier fruta que esté en descomposición.

¡Pero la Ascalapha odorata, es el plato favorito de muchos murciélagos y pájaros!

Ascalapha odorata

Aparece sobre todo en épocas de lluvia en las zonas templadas, en especial las que van desde el sur de Canadá hasta Suramérica, siendo Costa Rica uno de sus países favoritos. De día, suelen hospedarse de forma silenciosa en el interior de árboles como los de guaba, alcornoque, la acacia negra…

En el 2013, por ejemplo, agosto fue un mes especialmente lluvioso y de mucho calor en muchas zonas de Suramérica, de ahí, que se diera una auténtica expansión de este tipo de mariposas. 

Muchos se escondieron en las partes más oscuras de los edificios y en los árboles de muchos parques. 

Demasiado cerca de la humanidad, de ahí que más de una fue seguramente eliminada a causa de la leyenda popular.

Afortunadamente, en países como en las Bahamas, se dice de ellas que traen la buena suerte… ¡E incluso el dinero! Curioso ¿no es así? Y ahora dinos ¿Has visto la Ascalapha odorata en alguna ocasión?

https://www.vcn506.com Creative Commons