Los 4 jinetes de Gottman

e
Los 4 jinetes de Gottman
¿Sabes qué son los 4 jinetes de Gottman?

Puede que la frase “cuatro jinetes de Gottman” te suene a novela de terror, o a leyenda épica donde no se excluye algún evento apocalíptico.

No es nada de todo ello, aunque muy posiblemente hayas intuido ese halo de inquietud, o de amenaza.

Si es así, te estás acercando sin duda al significado de esta expresión.

Debemos dicho término al psicólogo John Gottman, un auténtico “gurú” de las relaciones de pareja que, basándose de alguna manera en “Los cuatro jinetes del apocalipsis”, quiso explicarnos cuáles son los 4 factores que anticipan la ruptura de una relación.

Lejos de ser algo “apocalíptico” debemos verlo como procesos a tener en cuenta, dimensiones a controlar y gestionar para que a largo plazo, no nos obliguen a tener que dar ese paso tan triste a veces, como es dar por finalizada esa intimidad, y ese compromiso que habíamos construido con una persona a la que amábamos.

Hoy te invitamos a conocer a los famosos “cuatro jinetes de Gottman”


1. Las críticas que destruyen

Hay críticas que sin duda, ayudan a que la pareja avance. Todos sabemos que hay aspectos que no estamos dispuestos a permitir, de ahí que recurramos a esas críticas constructivas con las cuales, ofrecer información, hacer entender y llegar a un acuerdo en común.

Ahora bien… ¿Qué pasa cuando caemos en los ataques con la idea de hacer daño, de humillar?

Hay momentos en que llegamos a esos extremos en que recurrimos a la descalificación pura y dura, ahí donde se eleva el tono y aparece el desprecio, el “Es que estoy harto de ti, no vales para nada”. Debemos evitar estos comportamientos.


2. Actuar siempre a la defensiva

Te pondremos un ejemplo: “¿Puedes ayudarme un momento, por favor? Levántate un poco del sofá, que parece que estés casado/a con la tele…”, “¿Tú crees? Pero si eres tú el/la que siempre llega tarde a casa porque está claro que no quieres estar conmigo”. Ante cualquier palabra, aparece el reproche, el ataque.

Actuar siempre a la defensiva es algo que acaba destruyendo poco a poco, que mina la espontaneidad y las emociones.


3. El sarcasmo y la ironía

Son los cimientos que construyen el desprecio. Ahí donde buscar claramente el hacer daño a la pareja, el humillar o dejarlo/a en evidencia.

¿Por qué se hace? ¿Es que ha desaparecido el amor, así, sin más? En ocasiones, hay quien se siente frustrado con algo, y la frustración siempre busca culpables. En cuanto veamos que aparecen este tipo de comportamientos, lo primero que haremos es hablar, preguntar qué ocurre y si es necesario hacer un cambio. La comunicación, y la comprensión son vitales a nivel de pareja.


4. Indiferencia y conducta evasiva

Podríamos decir con toda seguridad, que es sin duda la dimensión más destructiva. ¿Cómo responder a esas actitudes evasivas? ¿A la negación de una caricia? ¿A la indiferencia del día a día donde se pierde ya el valor de las pequeñas cosas, ésas en las que se alimentaba nuestra relación?

El percibir que la pareja ya no nos atiende, que nos evita, que recurre a las excusas o aún peor, a las mentiras, es colocarse ya al borde de ese precipicio que antecede el fin de la pareja. Al ser dos en uno.

¿De qué nos sirven entonces estos cuatro jinetes de Gottman? Como indicadores a controlar, a trabajar para evitar que sean desencadenantes de un final que no queremos. 

No obstante, recuerda siempre que en el momento en que percibas más sufrimiento que felicidad, y cuando veas vulnerada tu autoestima y atacados tus valores, será el momento, quizá, de poner distancia.

Evita las relaciones tóxicas. A veces, aunque nos cueste, es mejor decir adiós.

Creative Commons