Carros eléctricos y autolavados

Carros eléctricos y autolavados
¿Puedes meter un carro eléctrico en un autolavado?

Mucha gente se equivoca al responder

Una reciente encuesta revela que mucha gente no sabe si un coche eléctrico puede lavarse en un autolavado, una muestra de los mitos que los rodean.

Las dudas sobre si un coche eléctrico puede lavarse en un autolavado demuestran que aún son un misterio para mucha gente.

Los coches eléctricos siguen siendo esos vehículos místicos, como si fueran dragones mecanizados que no nos podemos creer que existan; y la verdad es que, con la reducida porción de mercado que tienen, podríamos considerarlos unicornios.

Así que es normal que la población en general no tenga mucha idea de qué diferencia a un coche eléctrico de uno “normal”; más allá de que use combustible o no. Una reciente encuesta en Reino Unido demuestra los mitos que aún rodean a los coches eléctricos.

La encuesta fue encargada por Go Ultra Low, una campaña del gobierno británico en conjunción con la industria automovilística para promover el uso de coches eléctricos en el país. 

Pero es difícil promover algo si la propia población no sabe muy bien qué es lo que es; y según apuntan las encuestas, aún queda mucho trabajo por delante en ese sentido, aunque al mismo tiempo, hay mucho potencial.

Los mitos del coche eléctrico

Los datos de la encuesta son muy interesantes, y pintan la imagen mental que los británicos tienen de los coches eléctricos; aunque no nos extrañaría que en el resto del mundo esa imagen sea muy parecida.

Por ejemplo, el 47% de las personas creen que los coches de gasolina o diésel aceleran más rápìdo que los eléctricos; algo que cualquiera que lea Omicrono sabrá que es discutible.

Es precisamente lo contrario, ya que los motores eléctricos ofrecen par motor de manera casi instantánea al pisar el acelerador; y gracias a eso han podido ganar a auténticas bestiasen carreras de cuarto de milla.

Un Tesla machacando a un deportivo americano

Tampoco tienen muy claro cuánto cuesta usar un coche eléctrico. Los encuestados creían que recargar completamente un coche eléctrico cuesta 21,54 libras de media (24,45 €), cuando en realidad cuesta unas 3,64 libras de media aproximadamente (4,13 €).

Un coche eléctrico puede lavarse en un autolavado, aunque mucha gente piense lo contrario

Pero tal vez el dato más curioso es que el 42% de los encuestados no están seguros de si puedes lavar un coche eléctrico en un autolavado. Es una duda razonable en el sentido más básico, ya que todo el mundo sabe que juntar electricidad y agua es peligroso; sin embargo, sólo hace falta pensar un poco para darse cuenta del poco sentido que tiene.

Para empezar, si un coche eléctrico no pudiese pasar por un autolavado, tampoco podríamos conducirlo con lluvia; ¿os imagináis que un concesionario nos advirtiese de que dejásemos el coche en el garaje si el parte meteorológico diese lluvia?

Un coche eléctrico está tan protegido contra el agua como cualquier otro vehículo; recordemos que los coches “normales” también tienen baterías y, cada vez más complejos, sistemas eléctricos. 

Y no por ello se cortocircuitan cada vez que cae una llovizna (al menos, no deberían).

Es algo que ya ha demostrado Nissan, fabricante del Leaf, uno de los coches eléctricos que más está dando que hablar, sobre todo después de su última revisión.

Fuente: https://omicrono.elespanol.com
Creative Commons